Saltar al contenido

Motivación Laboral

motivacion-laboral

Todas las personas necesitamos motivación para realizar las tareas que emprendemos diariamente. Dependiendo del tipo de tarea o de acciones que vayamos a realizar, existe un tipo particular de motivación que nos impulsa a cumplir nuestras metas.

¿Qué es la motivación laboral?

Definición

 

La motivación laboral es aquel proceso mental que experimentamos antes de llevar a cabo las tareas que calificamos como empleo o trabajo, es decir: es la fuerza, el motor que nos impulsa para trabajar.  A menudo, la motivación laboral suele estar asociada a la motivación empresarial aunque no es necesariamente lo mismo.

La motivación laboral se refiere al impulso o deseo de realizar el trabajo, aquello que nos lleva a cumplir esas tareas con las cuales nos ganamos el sustento diario y crecemos día a día como profesionales, pero sobre todo como personas. Como muy bien reza el dicho: el trabajo dignifica.

Motivación Empresarial

 

La motivación empresarial, por otro lado, puede ser vista como una variante o vertiente de la motivación laboral, porque se refiere específicamente a aquella motivación que se da entre personas cuyo trabajo o ambiente laboral es en equipo, es decir, aquellas personas que forman parte de una empresa, que son parte del equipo de una compañía; que hacen vida laboral en equipo.

Este último tipo de empleo suele ser el más usual, y como ejemplos podemos citar a los empleados de una fábrica, a los abogados de un bufete, a los médicos de un hospital, a los maestros de una escuela, entre tantos otros ejemplos más.

caract-mot-laboralLas 3 Características de la motivación laboral

 

La motivación laboral puede tener muchas características que la definen y al mismo tiempo la diferencian de otros tipos de motivación. A continuación te mostramos con detalle, las 3 características que hacen de la motivación laboral, un tipo de motivación muy particular:

  • Es compleja.

Autores como Edgar Morín o Rolando García han desarrollado amplios estudios sobre lo que es la complejidad, y ambos coinciden en que no se puede entender algo si no se estudian sus partes, y tampoco se pueden entender sus partes, si no estudia el conjunto de ellas.

En otras palabras, la motivación laboral es compleja porque involucra muchos elementos y todos tienen influencia entre sí. Si estamos realizando un trabajo, necesitamos motivación para llevarlo a cabo, pero al mismo tiempo, ese trabajo que nos dará satisfacción a quienes lo realizamos, también puede generar satisfacción en otras personas.

Si eres empleado de una compañía y logras cumplir con tus tareas asignadas, podrás obtener reconocimientos y elogios por parte de tus compañeros, de tus jefes, y del propio cliente que solicita el trabajo.

Para alcanzar ese objetivo, necesitas motivación. Esa motivación puede ser el apoyo de tus compañeros, el incentivo económico de parte del cliente y esa palabra de aliento de tu jefe.

Si analizamos el trabajo como algo complejo, nos damos cuenta de que todo está conectado, y una cosa puede influir de manera directa o indirecta en nuestra motivación laboral.

  • Es voluble.

Gracias a lo compleja que es la motivación laboral, ella puede cambiar de forma, incluso sin que lo notemos. No olvidemos que la motivación es algo que se da en nuestro cerebro de forma cotidiana, y la mayoría de las veces es un proceso inconsciente.

Nuestra motivación laboral puede cambiar de forma, pero eso no significa necesariamente algo negativo. Si aprendemos a manejar nosotros mismos nuestra motivación, podemos lograr que esos cambios sean siempre para bien.

De primaria a transcendente

La motivación laboral puede pasar de Primaria a trascendente. Recordemos que la motivación primaria es aquella donde la recompensa es algo básico, como comer. No sería raro que una persona trabaje para ganar dinero con el cual comprará comida.

¿Pero qué sucede si no solo deseamos comprar comida sino que queremos ser el mejor en nuestro trabajo? ¿Qué sucede si más que por hambre, trabajamos por obtener reconocimientos y ser cada día mejores profesionales y mejores personas? Ahí nuestra motivación laboral estaría mutando de primaria a trascendente.

De negativa a positiva

 

Otro ejemplo puntual sería cuando nuestra motivación laboral pasa de ser negativa a ser positiva. Sería como cuando dejamos de cumplir con las normas de la empresa para evitar castigos y multas (motivación negativa) y comenzamos a hacerlo porque nos sentimos identificados con las políticas de la institución (motivación positiva) y estamos de acuerdo con ellas.

De extrínseca a intrínseca

Un último ejemplo de cómo puede mutar o cambiar nuestra motivación laboral, es cuando pasa de ser extrínseca para convertirse en intrínseca. Recordemos que nuestra motivación laboral es extrínseca cuando lo que nos motiva es un fin último, una recompensa que bien puede ser un buen sueldo por nuestro trabajo realizado. Pero cuando lo que nos motiva, además del salario, es el ambiente laboral, las ganas de progresar, el prestigio que gana la compañía en la cual laboramos; nuestra motivación evoluciona al mismo tiempo que nos sentimos más a gusto y más comprometidos con nuestro trabajo.

Para entender mejor cómo puede cambiar de manera positiva nuestra motivación, es importante echar un vistazo a este artículo donde te hablamos de los diferentes tipos de motivación (link a tipos de motivación)

Es multifactorial.

Las dos características anteriores no existirían si no fuera porque la motivación laboral está cargada de una serie de factores, todos muy distintos unos de otros, que terminan influyendo de manera positiva en la motivación de una empresa, siempre y cuando aprendemos a motivarnos a nosotros mismos y a nuestros compañeros.

 

factoresFactores de la motivación en una empresa

 

  • Ambiente laboral: El ambiente de trabajo, el principal factor de todos. Si una persona no se siente a gusto en el escenario donde trabaja, obviamente la motivación disminuirá. Es importante para todo líder o gerente, saber propiciar el mejor ambiente laboral posible.
  • Condiciones de trabajo: No se debe confundir este punto con el anterior. El ambiente laboral tiene que ver con la dinámica en la que se trabaja, el humor que hay entre los compañeros, las ganas de trabajar en equipo.

Por su parte, las condiciones de trabajo en una empresa son cuestiones más tangibles, como el salario, las instalaciones, la comodidad y seguridad de la oficina, entre otros. Con mejores condiciones de trabajo se aumenta la motivación laboral en una empresa.

  • Roles dentro de la empresa: Cuando se le asigna una responsabilidad mayor al miembro de un equipo, se le demuestra que se confía en él. Pero sin la necesidad de que el puesto o cargo sea de renombre, es necesario recordar que todos los roles son igual de importantes, porque al final de cuentas, el trabajo en equipo es eso, un universo complejo donde todos necesitan de todos.

Si un gerente logra establecer la cultura de que todos los roles son importantes dentro de la empresa, todos los miembros del equipo estarán motivador por igual.

  • Inclusión y participación: Sin discriminar el rol que cumpla el miembro del equipo, mientras mayor oportunidad se le dé para aportar ideas y tomar decisiones, mayor motivación laboral tendrá.

Ahora, no basta con conocer todos estos factores, hay que saber abordarlos para lograr una motivación laboral significativa en todos los miembros del equipo.

A continuación, algunas técnicas que ayudan a mejorar la motivación laboral según los diversos factores que influyen en ella:

 

motibacion-laboralActividades  y técnicas de motivación laboral

 

Cómo mejorar el ambiente laboral y mantener la armonía en la empresa

 

Diseño e implementación de programas de selección, capacitación y mejoramiento: Para garantizar un ambiente laboral armonioso, lo mejor es comenzar por el principio. El proceso de entrevistas y captación del personal debe estar centrado en identificar características precisas que los miembros del equipo requieren. Por ejemplo: si queremos un ambiente de trabajo con compañerismo, lo ideal es captar personal que no muestren conductas egoístas y les guste trabajar en equipo.

Por otra parte, una vez que ya tenemos al personal que laborará en nuestra empresa, para darle continuidad a nuestros objetivos, debemos proveerles cursos para capacitarlos en aquellas funciones en las que se desempeñarán cotidianamente, así como también para mejorar aquellos detalles que los harán ser profesionales más productivos.

Promover políticas de trabajo justas y cómodas: Debemos crear una cultura organizacional en la empresa con la cual los miembros del equipo se sientan identificados, al mismo tiempo que sea justa y cómoda.

Deben existir normas y horarios que si bien deben cumplirse, también es necesaria cierta flexibilidad como permisos para asuntos mayores, como por ejemplo consultas médicas, reuniones escolares, entre otras.

La promoción y el ascenso de un miembro del equipo deben ser acordes a su desempeño en el trabajo.

El lenguaje es clave: No se trata solo de no utilizar palabras ofensivas y hablar con respeto. Hay que agregar un tono motivador, conciliador, que permita a los trabajadores sentirse comprendidos y en confianza.

Promover ambientes de recreación: No todo es trabajo y más trabajo. También es necesario cumplir con las vacaciones de los empleados según lo dictan las leyes, además de proveerles periódicamente ambientes donde puedan recrearse, como una fiesta de fin de año, por ejemplo.

caracteristicas-motivacion-laboral

como-mejorarCómo mejorar las condiciones de trabajo

 

-Pregúntale al que sabe: haz una encuesta con tus empleados y descubre qué debes mejorar, así podrás hacer mejoras que realmente los motive a trabajar.

-Otorga sueldos acorde a las funciones desempeñadas y que superen o igualen a otras empresas del mismo ramo.

-Actualiza las herramientas de trabajo, mantén a los miembros de tu empresa  al día con las innovaciones tecnológicas.

 

Cómo motivar a los empleados según roles

 

Primero que nada valóralos a todos por igual, y haz que lo noten. Pero por otro lado, premia al talento que sobresale, y hazlo de manera positiva para no generar sentimientos de envidia, sino por el contrario, despertar en todos un sentimiento de admiración y deseos de superación.

-Recuérdale a cada uno, que confías en ellos según las diferentes funciones que cumplen.

-Hazles notar los beneficios de ascender de cargo, y que con mayor responsabilidad, mayor recompensa, si el trabajo es bien desempeñado.

-Implementa políticas de bonos por producción. Si un empleado en un alto cargo rinde solo lo justo, mientras que otro con menores responsabilidades se esfuerza más; reconócele el esfuerzo a ese empleado de manera justa, incluso si eso implica que sus ganancias igualen o se acerquen a las de otros cargos superiores.

 

Cómo mejorar la participación y la inclusión dentro de la empresa

 

Primero que nada debes dedicarte a los tres aspectos anteriores. Una vez que lo logras, notarás cómo todos los empleados comenzarán a participar más y realizar mayores aportes a la empresa. Sin embargo, acá te destacamos algunos tips:

-Organiza lluvias de ideas donde todos participen.

-Permite que cada miembro del equipo pueda opinar y tomar ciertas condiciones, acordes al rol desempeñado.

-Aplica estrategias como la ventana de Johari  para mejorar la comunicación dentro de la empresa.

Ahora que ya conoces los diferentes factores que influyen en la motivación laboral en una empresa y cómo mantenerlos, potenciarlos y mejorarlos según el caso, es momento de mostrarte algunos ejemplos de motivación empresarial

 

ejemplosEjemplos de motivación empresarial

 

Para cerrar el tema de la motivación laboral, mira estos videos donde podrás apreciar ejemplos de motivación empresarial:

Si deseas conocer 5 estrategias clave para motivar al personal de una empresa, mira este video:

 

Si deseas saber lo que NO se debe hacer al tratar de motivar a los miembros de un equipo de trabajo, mira este vídeo humorístico:

 

Summary
Review Date
Reviewed Item
Motivación laboral
Author Rating
51star1star1star1star1star