Saltar al contenido

Coaching ontológico

coaching-ontologico

Conforme avanza el tiempo y la vida en sociedad, se siguen haciendo descubrimientos que nos facilitan la vida, y uno de ellos es la implementación del coaching en diversas actividades que van más allá de lo deportivo.

Mucha gente todavía piensa que el coaching solo se refiere a entrenamiento de atletas, pero la verdad es que hoy en día el coaching es una herramienta valiosa desde lo personal hasta incluso lo laboral, existiendo diferentes tipos de coaching, incluyendo el coaching empresarial.

En este artículo te estaremos hablando sobre el coaching ontológico, una vertiente del coaching que va ganando cada vez más y más seguidores a nivel mundial gracias a sus resultados.

 

ontologico¿Qué es Coaching ontológico?

Definición

Si no eres un experto en el tema, no te preocupes. Por muy raras que suenen esas palabras, no se tratan de algo que realmente desconozcas, solo que quizás simplemente no sabes que se llama así.

El Coaching ontológico es una disciplina que a través del uso del lenguaje, la corporalidad, la emocionalidad y la intuición, desafía paradigmas culturales, con el propósito de facilitar el cambio efectivo y bienestar de las personas y equipos

Para entender de qué se trata el coaching ontológico, lo primero es separar ambas palabras, definiéndolas, para luego entender qué significan en conjunto.

Coaching es un término tomado del inglés, y literalmente significa entrenamiento, pero ese tipo de entrenamiento asistido, es decir, es cuando una persona entrena a otra(s). En un principio, el término estaba principalmente asociado a cuestiones deportivas, hasta que se ha ido entendiendo que no solo los atletas pueden ser entrenados por alguien, sino también los estudiantes, los trabajadores, y hasta las amas de casa.

La palabra ontológico sí es un poco más compleja, pero para no hacer el cuento demasiado largo, podemos decirte que Ontológico proviene de Ontología que no es más que la forma en que las personas ven el mundo. Es decir, la ontología de una persona incluye sus valores, sus percepciones del mundo que lo rodea y las opiniones y creencias que se forma respecto a las cosas a su alrededor.

Visto de esa manera, el coaching ontológico es aquel entrenamiento  en el que un experto te ayuda a ampliar tu visión sobre las cosas para que desde tus propios pensamientos puedas aprender a sacarles el mayor provecho posible.

Durante muchos años se creía que las personas se establecían una creencia sobre las cosas y que dichas creencias jamás cambiarían. Hoy en día, gracias al coaching ontológico, muchas personas han aprendido que si cambiamos nuestra manera de pensar hacia una forma más abierta y receptiva, podremos identificar las ventajas de todo lo que se nos presenta, y una vez que realizamos esos cambios de paradigmas y ampliamos nuestro horizonte, multiplicaremos nuestras oportunidades de alcanzar el éxito y vivir una vida plena.

 

coaching-lenguaje¿Qué diferencia al Coaching Ontológico de los otros tipos de Coaching?

 

Para nosotros es importante aclarar que el tema central de este artículo es el coaching ontológico, ese que es centrado en el ser, pero como sabemos que puede tender a confundirse con otros tipos de coaching, te explicaremos brevemente las características principales que lo diferencian de otros tipos de coaching.

Además del coaching ontológico, también existe por ejemplo el coaching empresarial, donde un profesional del área de los negocios, experto en estrategias de trabajo en equipo, puede ayudar a fomentar el liderazgo y la armonía dentro de una empresa.

El coaching Ontológico se diferencia del coaching empresarial porque no pretende abordar las dinámicas de trabajo ni mucho menos la comunicación entre los miembros de un grupo, sino que se centra especialmente en el ser.

¿Qué es eso del ser? Quizás te estarás preguntando. Bueno, el ser es toda esa complejidad que nos define y nos caracteriza. Abarca desde nuestra forma de pensar hasta nuestra manera de actuar, y le otorga una especial importancia a cómo llamamos las cosas, a las palabras que usamos y el significado que les damos, porque de ello depende nuestra actitud y será nuestra actitud la que defina nuestras acciones que la postre nos darán resultados que pueden ser o no los deseados.

El coaching Ontológico busca estudiar a profundidad el ser para encontrar respuestas sobre las cosas que percibimos, cómo las percibimos, cómo las interpretamos, y cómo podemos hacer modificaciones en nuestra manera de pensar obtener beneficios positivos.

El Coaching Gerencial por su parte, se centra en cómo un líder se dirige a su equipo de trabajo, mientras que el Coaching Ontológico podría centrarse más en cómo percibe las cosas cada quien, desde el líder de una compañía hasta cualquier miembro de la empresa. Incluso el Coaching Ontológico no tiene porque estás estrictamente ligado a cuestiones de negocios. Una persona común y corriente puede solicitar servicios de asesoramiento y Coaching Ontológico solamente como una manera de mejorar sus aspectos personales para alcanzar un mayor desarrollo que lo lleve a obtener el éxito que desea en el ámbito que sea.

 

ejemplos-coachin-ontologicoEjemplos de Coaching Ontológico

 

A continuación te presentamos tres ejemplos cotidianos donde el coaching ontológico puede brindar las herramientas para alcanzar el equilibrio necesario que permita solucionar problemas y alcanzar un desarrollo personal óptimo. Lo hacemos con cuestiones cotidianas para que puedas sentirte identificado y comprender el tema de manera rápida y sencilla

1) Una persona que ha tenido una discusión con su jefe: El coaching ontológico no buscará centrarse en si tienes la razón o no, o si fue una injusticia de parte de tu jefe. Las preguntas que puede llevarte a encontrar la mejor salida desde el coaching Ontológico, serían: ¿Cómo te sentiste con esa discusión? ¿De qué manera lo manejaste? ¿Por qué lo llamas discusión? ¿Qué otro nombre podrías darle para que pueda ser algo más fácil de manejar para ti?

Si te centras en tu ser, no solo verás las cosas de una manera distinta y por ende podrás encontrar soluciones en las que no habrían ni pensado antes, sino que significa además un ejercicio que te ayuda a conocerte un poco más y a darte cuenta de que hay aspectos que puedes modificar en tu forma de ver las cosas para obtener resultados positivos.

2) Tu familia no te apoya en cierta decisión que tomaste: Desde el coaching ontológico, puedes preguntarte por qué tiene tanta importancia la opinión de otros sobre las decisiones que tomas. Puedes plantearte interrogantes como: ¿Realmente lo estoy haciendo por deseo propio, o solo aspiro aprobación de los demás? El coaching ontológico jamás te invitará a ser una persona distanciada a la que no le importe lo que opinen las demás personas, sino que te invitará a darte cuenta de que no todas tus acciones siempre tendrán el aval de quienes te rodean y lo importante es aprender a lidiar con ello.

3) No te sientes a gusto con un trabajo que estás realizando: La primera que te haría un coaching Ontológico sería: ¿Qué para ti el trabajo y por qué lo llamas así? Si te centras en tu ser y te preguntas a ti mismo el significado que le otorgas a las cosas que haces, podrás aprender a lidiar mejor tanto con tus emociones como con las acciones que debes realizar.

Otros tipos de coaching bien podrían centrarse en el tipo de comunicación que estableces con las personas, en cómo interactúas con tu entorno, pero en los tres ejemplos anteriores te demostramos que lo importante para el coaching ontológico eres tú, tu forma de pensar, tu forma de llamar las cosas. Eso es el coaching ontológico, una herramienta de ayuda y asesoramiento centrada en el ser antes que en cualquier otra cosa.

 

lenguaje-cuerpo-menteLenguaje, cuerpo y emociones: la triada del Coaching Ontológico

 

Vivimos en un mundo de interpretaciones, cada persona tiene su punto subjetivo. Todos nuestros resultados en la vida se determinan a través de nuestro punto de vista.  Con la conversación ontológica el coach acompaña al cliente a pensar de forma consciente sus interpretaciones. Observar las suyas y también analizar la de los demás. A través de este punto y la consciencia de los tres dominios podrá gestionar su vida de forma eficaz y plena.

Si somos capaces de analizar nuestros pensamientos, nuestras formas de ver y entender las cosas, podremos darnos cuenta también de las interpretaciones que no estamos haciendo, de los detalles que no estamos viendo, de la parte del cuento que nos estamos perdiendo.

No se trata de ver el vaso medio lleno o medio vacío, sino de preguntarnos por qué vemos el vaso de la forma en que lo vemos y desde qué otras ángulos podríamos observarlo a ver si encontramos algo diferente que nos aporte algo distinto y positivo.

La relación entre el lenguaje y las emociones es vital para el coaching ontológico porque se descubrió que las palabras generan sensaciones en nuestro ser que nos pueden abrir puertas y al mismo tiempo cerrarlas, según sea el caso.

Si por ejemplo detestamos el trabajo porque creemos que es algo pesado, mal pagado y que siempre genera emociones negativas, cada vez que escuchemos esa palabra perderemos el interés y estaremos predispuestos a no intentarlo porque una especie de interruptor nos bloquea la mente. No se trata de cambiar necesariamente el significado de las palabras, sino de comenzar a entender que hay diferentes maneras de interpretar las cosas, las palabras, y todo en la vida.

lenguaje-mente-emociones

ejerciciosEjercicios de Coaching ontológico

 

Volteando la página:

 

Este ejercicio es ideal para cuando estés atravesando una situación en el que estés experimentando una interpretación que de algún modo bloquea tu motivación y no te permite avanzar.

Toma una hoja en blanco, escribe esa situación o aspecto que estás interpretando de manera negativa y luego voltea la hoja, y del otro lado haz la lista de agradecimiento más extensa que puedas.

Agradece por las cosas que tienes, por las personas que te rodea, por las cosas que has logrado, los reconocimientos que has obtenido. Una vez que termines esa lista, regresa a la página original y piensa en ese detalle que trunca tu motivación. Es probable que lo veas de una manera diferente. Recuerda que no se trata de que tengas o no la razón en tu primera interpretación, sino en enfocarte en que puedes ver esa misma situación desde diferentes perspectivas hasta encontrar una que te haga sentirte mejor contigo mismo y alcanzar la motivación que necesitas.

Emociona tu confianza:

 

Todos los coaches, sea cual sea la rama en la que se especialices, están de acuerdo en que el éxito depende en gran medida del nivel de confianza que tenemos en nosotros mismos. Un deportista talentoso que no cree que lo es realmente, muy seguramente estará destinado al fracaso. Un empresario que no tiene seguridad y control de sí mismo, termina por cometer errores que le impedir lograr los resultados deseados.

Como la confianza es una sensación que está ligada a las emociones, este ejercicio propone ambientarte precisamente de emociones positivas ligadas a la autoconfianza para que vuelvas a entrar en un estado emocional que te permita ver las cosas de otra manera y obtener resultados positivos.

El ejercicio consiste en tomar una hoja y relatar aquellos sucesos donde hayas experimentado un alto nivel de confianza y hayas tenido éxito en la tarea que realizabas. Puede ser cuando practicaste cierto deporte, cuando expusiste cierto tema en alguna junta, o al presentarte en una entrevista de trabajo.

Lo importante es que no solo relates la experiencia sino que también describas cómo te sentiste, y si existe algún elemento externo que puedas asociar a esa experiencia, tómalo y úsalo. Con elementos externos nos referimos a una canción, una película, un libro o un tema. Lo que sea que puedas asociar con esa experiencia y con la sensación de confianza.

Una vez que hayas recordado y analizado esas experiencias positivas donde tuviste un nivel elevado de confianza y hayas agregado esos elementos que despiertan esa chispa en tu interior, ponte a analizar esa situación nueva que deseas abordar y por la que no sentía confianza en un principio. Recuerda que si una vez pudiste ser triunfador, puedes serlo una y mil veces más.

 

Construyendo con palabras:

 

Este ejercicio es magnífico, no solo para implementar cambios ontológicos sino para comprender la importancia de las palabras. Busca a un amigo y háblale sobre una persona que admires, pero tiene que ser una persona que tu amigo no conozca.

Luego de que le hayas contado todo lo que sabes, pero especialmente lo que opinas personalmente sobre esa persona que admiras, pregúntale qué opina él de ella. Verás que muy seguramente te dirá cosas positivas.

Este ejercicio te permite entender el valor de las palabras y al mismo tiempo lo delicadas que pueden ser, porque así como pueden tener influencia positiva, también pueden tenerla de manera negativa. La reflexión más importante al final de este ejercicio no es solo que si nos expresamos de manera positiva nos rodeamos se emociones positivas, sino que debemos ser cuidadosos con las palabras que usamos y la forma en que nos expresamos.

 

ventajas-couchinVentajas del Coaching Ontológico

 

  • Mayor esfuerzo y mejores resultados:

Si algo ha causado que el coaching ontológico sea algo que cada vez se ha ido propagando más y más a nivel mundial, es precisamente por su éxito. Está comprobado que las personas que han recibido coaching ontológico han cambiado su manera de ver las cosas lo cual las termina llevando a dedicar mayor esfuerzo en sus tareas, lo que posteriormente  rinde frutos positivos que no tienen que ser necesariamente a largo plazo.

  • Desarrollo personal:

El Coaching Ontológico abre una ventana de superación personal que luego irradia en otros ambientes como laboral, deportivo, académico, entre otros. Está garantizado que una vez que recibes un coaching ontológico satisfactorio, no solo experimentas la sensación de haber mejorado sino que realmente lo logras.

  • Amplia el conocimiento:

Las personas que han recibido talleres de coaching ontológico han comentado que una vez que han aprendido a ver las cosas desde diferentes ópticas, también lograr aplicar ese ejercicio para entender cosas que antes podían resultarles demasiado complejas e incomprensibles. Por eso podemos decir que el Coaching Ontológico tiene un amplio valor educativo.

  • Facilita y mejora las habilidades comunicativas:

Muchos expertos afirman que el Coaching Ontológico puede incluso ayudar a mejorar las relaciones interpersonales, porque una vez que desarrollas la capacidad de hacerte preguntas profundas a ti mismo, logras comprenderte más como ser, y una vez que adquieres ese nivel de interpretación, puedes aplicarlo al momento de relacionarte con las personas que te rodean, manifestando tus ideas de manera más acertada y positiva.

  • Estimula la creatividad:

Ya sabemos que el coaching ontológico propone como dinámica ampliar el horizonte y encontrar nuevas maneras de ver las cosas. En la medida en la que ponemos en práctica ese ejercicio, vamos desarrollando la habilidad de ser creativos para ver lo que antes no podíamos, y eso es un valor positivo que bien puede terminar irradiando en otros aspectos.

Muchas personas luego de recibir coaching motivacional y poner en práctica el ejercicio antes de ver las cosas de diferentes ópticas, han ampliado su horizonte de tal manera y adquirido tales aprendizajes, que incluso terminan por escribir un libro.

  • Eficiencia y eficacia ante situaciones cotidianas:

El coaching ontológico te permite ampliar tu horizonte y tu visión de las cosas, al punto que más nunca tendrás una actitud negativa ante las cosas, sino que por el contrario terminas adquiriendo la habilidad de encontrar soluciones rápidas y precisas ante aquellos retos que se presentan día tras día.

No se trata de ver la vida color rosa y de que más nunca te preocupará nada, sino que aprenderás a no ahogarte en un vaso de agua y a aportar soluciones inmediatas antes de bloquearte por tener una visión cerrada y negativa de las cosas.

  • Mejora tu visión sobre el cambio:

Es muy conocida aquella frase de que el cambio es la ley natural de la vida. En el coaching ontológico, el cambio, más que un fenómeno, es un valor, algo positivo. Cuando logras comprender la importancia de cambiar para obtener resultados positivos, no solo te conviertes en alguien que puede adaptarse fácilmente al cambio, sino que incluso estableces como estilo de vida, buscar la mayor cantidad de opciones hasta tomar la que mayor beneficio te aporte a ti y a tus seres queridos.

 

origenesOrígenes del Coaching Ontológico

 

Lo más parecido al Coaching Ontológico antes de llamarse así, fueron los estudios realizados por diversos científicos de origen europeo y norteamericano acerca del mundo de la psicología y sus bondades para lograr la superación personal.

En aquel entonces cuando mucho se le llamó psicología positiva, pero ya varios teóricos como Maturana venían estudiando la bilogía del conocimiento y de cómo todo aquello que creemos que es verdad, en parte es una construcción que hacemos nosotros mismos desde nuestra manera de ver la vida.

También varios filósofos alemanes que tomaron a Heidegger como punta de lanza, realizaron aportes acerca de cómo ampliar nuestro horizonte a través de reflexiones profundas.

Por su parte, la lingüística como ciencia que estudia el lenguaje, realizó varios aportes en relación a cómo terminamos llamando a las cosas de cierta manera, y cómo eso determina lo que pensamos sobre ellas y por ende el resultado de nuestras acciones.

Sin embargo, no fue hasta hace poco que ciertas corrientes sudamericanas se centraron en el ser y comenzaron a establecer el coaching ontológico como una línea de investigación, de la cual derivó la creación del mismo como una herramienta de ayuda para las personas hasta que se convirtió en un servicio que se puede prestar en casi cualquier ambiente a casi cualquier tipo de cliente que lo solicite.

Actualmente en España también tiene mucho auge el Coaching Ontológico y desde luego que también está centrado en el ser, partiendo de la idea de que quizás un hombre no puede cambiar al mundo, pero el mundo si puede cambiar a un hombre y su manera de ver la vida.

Hoy en día el tema del coaching está tan establecido que prácticamente no existe unpaís en el que no se hable de él, sin embargo, por ser un tema relativamente moderno, existe todavía mucha falta de información y por eso mucha gente tiene a confundir los diferentes tipos de coaching que existen

Summary
Review Date
Reviewed Item
Coaching ontológico
Author Rating
51star1star1star1star1star